domingo, 14 de diciembre de 2008

RIESGOS DE LA CIRUGIA REFRACTIVA

NO EXISTE NINGUNA CIRUGÍA SIN RIESGOS.
NI EL CIRUJANO MAS EXPERTO PUEDE GARANTIZARLE EL 100 % DE ÉXITO DE UNA CIRUGÍA.
El riesgo máximo, como en cualquier cirugía ocular, ES LA PÉRDIDA DEFINITIVA DE
LA VISIÓN DEL OJO OPERADO. Esto es sumamente infrecuente pero no imposible.
Algunas complicaciones,que pueden ocurrir aún en los cirujanos con mayor experiencia en los
mejores centros del mundo, obligan a nuevas cirugías para intentar corregirlas.
En ciertas complicaciones, muy poco frecuentes, Ud. puede quedar con una visión peor de la
que tenía antes de operarse.
Al ser una cirugía relativamente reciente no se conocen sus efectos a largo plazo(mas10 años)
Para informarlo en forma clara y que Usted pueda tomar una decisión con el conocimiento
necesario, le brindamos un LISTADO PARCIAL de complicaciones posibles:
a) La tapita (flap) de córnea es cortada por la "afeitadora automática"(microquerátomo) con
su superficie irregular o se perfora. Puede provocar una disminución de visión por astig-
matismo irregular. Ocurre aproximadamente en 3 casos de cada 1.000 operados.
b) La tapita es cortada en forma incompleta por la "afeitadora automática".
Puede ocurrir en aproximadamente 6 casos de cada 1.000 operados.
Puede ser necesario suspender la cirugía y fijar nueva fecha.
Puede quedar una cicatríz en la córnea que disminuye la visión.
En ciertos casos será necesario una cirugía de transplante de córnea.
c) Desplazamiento de la tapita corneal.
Puede ocurrir incluso meses después de la cirugía.
Es una emergencia que obliga a recolocar la tapita corneal en su lugar.
Puede ocurrir en 1 caso de cada 100 operados.
d) La tapita corneal es cortada totalmente (sin bisagra) por la "afeitadora automática".
En ciertos casos obliga a suspender la cirugía.
Existe la posibilidad de que se pueda recolocar la tapita o que esto no sea posible.
En algunos casos será necesario colocar puntos en la córnea.
Puede ocurrir aproximadamente en 1 caso cada 1.000 operados.
e) Pliegues en la tapita corneal.
Pueden disminuír la visión.
Obligan a medidas que van desde "el planchado" de la tapita hasta la colocación de
puntos de sutura. Puede ocurrir, aproximadamente en 8 casos de cada 1.000.
f) Crecimiento de células debajo de la tapita corneal.
Pueden provocar disminución de visión.
En ciertos casos es necesario una cirugía de limpieza.
Puede ocurrir en 9 casos de cada 1.000 operados.
g) Lesiones en la superficie de la córnea.
Ocurren en, aproximadamente, 5 de cada 100 operados.
Pueden provocar en el postoperatorio cierto dolor. Es una situación pasajera.
Puede ser necesario usar una lente de contacto hasta que cicatrice.
h) Perforación corneal.
Es una complicación muy seria que puede terminar en la pérdida de la visión del ojo.
La produce la "afeitadora automática" al realizar la tapita corneal.
Es una complicación, excepcional, sumamente remota. Hay muy pocos casos comunicados.
En su vida diaria, Ud.está expuesto a riesgos incluso mas severos con mayor frecuencia.
i) Desplazamiento hacia adelante y afinamiento de la córnea. (Ectasia corneal).
Es una seria complicación que provoca una paulatina disminución de la visión del ojo
operado porque la córnea queda débil, se deforma y se afina. Adopta la forma de un
cono. Disminuye la visión al provocar una miopía y astigmatismo progresivo.
Puede ser necesario realizar un transplante de córnea.
En algunos casos es imposible saber antes de la cirugía qué ojo tiene este riesgo.
Es una complicación de muy baja frecuencia.
j) Tratamiento descentrado.
Ocurre cuando el paciente no mantiene el ojo fijo durante el tiempo que actúa el laser.
El laser, entonces, no trabaja en el centro exacto de la córnea.
Provoca disminución de visión por astigmatismo.
En muchos casos obliga a un retratamiento. (Nueva cirugía).
k) Correcciones en mas o en menos. (Hiper o hipocorrecciones).
En muchos casos son resultados imposibles de preveer antes de la cirugía.
Dependen, entre otros factores, de condiciones particulares de cada paciente en la
cicatrización de la córnea.
Pueden obligar a una nueva cirugía (retratamiento).
l) Molestias frente a la luz. ( Halos y Deslumbramiento).
En casos extremos puede impedir el manejo de vehículos durante la noche pero la
mayoría mejora espontánemente con el tiempo.
m) Peor visión luego de la cirugía a pesar de usar anteojos y /o lentes de contacto respecto
a la visión que se tenía antes usando anteojos y/o lentes de contacto.
En la mayoría de los casos la disminución es muy baja y el paciente está satisfecho
con la visión que tiene sin usar ninguna corrección. Ocurre aproximadamente en 4
de cada 100 operados.
Esa disminución puede ser temporaria o definitiva.
n) Ojo seco.
Sensación de ojos secos, de arenilla o de irritación. Generalmente mejora en pocas
semanas. El paciente debe usar lágrimas artificiales.
ñ) Infección corneal. (Queratitis y Queratitis Lamelar Difusa).
Las infecciones corneales son complicaciones serias que pueden conducir, en casos
extremos, a la pérdida de la visión del ojo operado.
La gran mayoría es resuelta con tratamiento local con antibióticos, puede ser necesa-
rio levantar la tapita corneal y en casos aislados hacer un transplante de córnea.
Ocurren aproximadamente en 1 caso cada 1.000 operados (queratitis) y algo mas
frecuentes las lamelares difusas.
o) Hemorragia en el centro de la retina (Hemorragia macular).
Puede quedar una disminución permanente de la visión.
p) Dificultad y, en ciertos casos, imposibilidad de usar lentes de contacto.
q) Pérdida parcial de la corrección lograda con la cirugía con el transcurso del tiempo.
r) Desprendimiento de Retina.
Obliga a una o mas intervenciones para intentar repararlo.
Es una complicación muy poco frecuente (6 casos cada 10.000 operados).
La mitad de los casos queda con una disminución importante de la visión y, los casos
mas graves pueden terminar en pérdida definitiva de la visión.
autoría del Dr. Roberto Borrone

1 comentario:

Marcos Carola dijo...

Yo me operé por esta técnica y no he tenido ninguna complicación ni durante ni después de la operación. También es verdad que me operé en la Clínica Coro de Madrid y son especialistas en cirugía refractiva. http://www.clinicacoro.es/